27 de abril de 2022

He volvido.

 Holaaaaa.

Creo que nunca en la historia de la humanidad había abandonado tantísimo tiempo el blog. Han sido tiempos raros en todo sentido, pero personalmente buenos, estuve mucho tiempo alejado de a forja y estoy de vuelta con el cerebro mas equilibrado que nunca.

Hace unos días estuve forjando en directo en el parque central de mi pueblo durante un festival gastronómico... porque sí, jajaja, me invitaron como artesano, sucede que una parte importante de crecer en un pueblo es que eventualmente tus amigos con desarrollos mas normales llegan a estar dentro del Ayuntamiento y te invitan a cosas si creen que puedes servir de atracción, fue una experiencia muy  divertida. 


La noche anterior construí con prisas una fragua a gas hecha de ladrillos y lodo sobre una carretilla para poder llevarla facilmente (vivo a unos metros del jardín), esa misma mañana se me ocurrió ponerle una cara de dragón hecha con lodo, ojos de bolas de puliuretano y dientes de pedacería de vitropiso, fue todo un éxito, especialmete entre los niños, se llma Ryu y contra todo pronostico funcionó de forma increíble, hasta me quemé.



Fue divertido pero cansado, sobre todo por haber llevado el yunque por mi propia tracción animal... sigo adolorido, el yunque solo podría haberlo abrazarlo y ya, pero al estar soldado a esa base hecha de vigas H que tambien pesa lo suyo y hace un conjunto engorroso y desbalanceado, llevarlo a mano es una misión difícil. Es un gusto publicar de nuevo aquí mientras Blogger siga existiendo. Nos leemos muy pronto.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen día amigó, ahí estuve mirando su trabajo.

Ismael dijo...

gracias, ya te recodé, un gusto que hayas estado ese día, gracias por tu interés.