30 de diciembre de 2022

Tornillo de Herrero.

 Hola, supongo que quiero que el año termine con mas de dos entradas, aunque en realidad si  que me pasó algo muy especial.

Cuando uno trata de equipar un taller por mínimo que sea o simplemente acopiar herramienta en casa para hacer mas digna la vida y acometer proyectos, uno de los hitos es un tornillo que apriete fuerte para sostener piezas sobre las que se necesite trabajar ya sea cortar, limar, taladrar etc. Lo común de ver son los tornillos de maquinista, fácilmente disponibles en ferreterías o de segunda mano, fáciles de hallar el todos lados porque eran de los abuelos, vienen en todos tamaños y entre mas grandes y pesados mas fuertes y seguros son, cumplen con las necesidades de casi cualquier oficio pero no las de un herrero; y es que al estar hechos de hierro fundido es posible quebrarlos si se someten a grandes fuerzas, ni hablemos de martillar una pieza de hierro al rojo mientras la retienen. 

Por eso existen tornillos de herrero hechos de hierro forjado con una solidez brutal, una disposición vertical y una varilla roscada flotante que aprieta durísimo pero a la vez tiene holgura pudiendo soportar mucho maltrato sin estrés, mucho mas apta para las necesidades de un forjador, aunque son menos comunes. Tuve la oportunidad de comprar uno y estoy muy feliz, es antiguo, no sé cuanto pero estoy seguro 100 años si los puede tener fácilmente, posiblemente más, y yo soy el siguiente usuario en la lista. No es hierro laminado industrialmente, está hecho por forja y me deleité estudiando como fue construido: la forma de los brazos fue conseguida a martillazos, puedo ver varias lineas de soldadura a calda e incluso marcas de terminación a lima.




No está en estado original, algunas piezas fueron sustituidas, seguramente durante su larga vida operativa se gastaron o dañaron y fueron cambiadas: el tornillo, varilla roscada o gusano no es original, tampoco tiene el muelle que debería y los bujes están ausentes, supongo que cuando el tornillo original se estropeó y al no poder conseguir uno exactamente igual también tuvieron que descartarlos, se las ingeniaron para mantenerlo operativo aunque no de la manera más óptima, yo trataré de mejorarlo.



Por el lado bueno, estoy contento con que si conserva esta placa de soporte, aquí es donde los herreros se ponían creativos y se puede ver algo de expresión artística, en mi caso tiene forma de corazón, sirve para montar la herramienta atornillandola o clavandola según el caso a una mesa, banco metálico o tocón, de acuerdo a lo que he investigado es la pieza que mas falta en estas herramientas porque cuando la gente las desmonta de sus soportes para venderlas, siempre es más fácil sacar la herramienta dejando la placa fija en donde haya estado, ya que están unidas por tuercas o cuñas a presión para poder aflojarlas y regular fácilmente la altura que se necesite al trabajar.


Mientras tanto voy a hacerle un soporte en condiciones y montarlo para empezar a usarlo. Nos leemos pronto :) 

No hay comentarios: